Navidades 2020 y el super poder de la invisibilidad.

Bipolarclandestina Os deseo una feliz salida del 2020 Apocalipsis y una feliz entrada al 2021 Nueva normalidad. En este universo de blogs voy y vengo, leo, escribo, desaparezco y hago chas y aparezco a tu lado......es un reflejo de mi vida. Os echo de menos aunque no lo creáis, me encariño enseguida, me encuentro gente [...]

Juntaletras bipolares

Gracias a Realidad Bipolar, que es mucho más que un blog y por ello me gustaría explicarlo mejor en otra entrada, se ha conseguido formar un grupo de escritura creativa compuesto por personas con trastorno bipolar. El nombre de este club de los poetas muertos se llama Juntaletras Bipolares en el que por cosas del [...]

La verdad nos hace libres.

Me gusta decir la verdad, para bien o para mal a veces tengo verborrea de sinceridad, sobre todo si estoy nerviosa. Además se me da fatal mentir (a cuenta de eso viene hoy esta entrada). En cambio no me gusta la gente que se escuda en la verdad para ser ofensivos o dar opiniones que [...]

Montaña rusa: Bajando.

Es difícil darse cuenta de que puede ser peligroso sentirse muy feliz. Como vas a meditar eso si estás inmersa en un mundo de brillantes colores donde puedes lograr todos tus sueños porque eres una persona especial y sientes un placer intenso hasta con los detalles más insignificantes. —Dime, ¿querrías tú renunciar a eso?. No [...]

Creatividad Bipolar.

Aviso para el lector con facilidad para el aburrimiento, como diría mi hermano: ESTA ENTRADA VA A SER MUY LARGA. Lo que más me molestó cuando recibí el diagnóstico del trastorno es que se diera por hecho que tengo ciertas habilidades artísticas (si es que tengo alguna) debido a la bipolaridad. Me niego a creer [...]

Mis rasgos psicóticos II

Los catalogo como rasgos psicóticos porque son las palabras exactas que uso mi primer psiquiatra cuando me diagnosticó. Me chocó mucho que sin haberle contado casi nada de lo que me ocurría ya usara la palabra psicosis, me pareció una palabra muy fuerte. Además me jorobó un montón de los gordos que me diera confianza [...]