Obsesiones bipolares:”Dios da bragas a quien no tiene culo”.

Resulta que siempre estoy deseando usar el refrán del título de esta entrada Dios da bragas a quien no tiene culo, me encanta es muy real, lo que no sabía es que me lo aplicaría a mi misma alguna vez y resulta que hoy es esa vez.

Este año ha sido muy complicado. Bien en el trabajo, bien en el amor, bien con mi familia, bien en general y me diréis

—¿Pero entonces de que te quejas cacho perra?

Cuando todo te va bien en la vida es más complicado entender lo que va mal en tu cabeza, ¿por qué has estado tan deprimida este invierno?, ¿por qué llegaste tan histérica a la primavera?, ¿por qué te regalan un viaje precioso para este verano y termina haciéndote polvo?……

Si la vida me sonríe porque yo soy tan desagradecida …….

Ahhhhhhhhhhhh sí,

se me olvidaba,

no soy yo,

es el trastorno, los neurotransmisores, bla bla bla….

Por un enorme miedo a los transportes, que ya he explicado en otra entrada ( El coco.), siempre dije que no iba a montar de ninguna de las maneras en avión. Pues resulta que antes de que llegara el verano a mi pareja se le ocurre regalarme el viaje con el que he soñado siempre ( horrible, ¿VERDAD?) y con el que efectivamente iba a tener que volar en el puñetero demonio alado. Él pensó que si no me daba elección y me lo regalaba cuando ya estuviera todo pagado y preparado yo no podría decir que no, tipo encerrona total. Y claro que no pude decir que no.

Me dio la sorpresa el día de mi cumpleaños rodeada de familiares y me quedé en shock total, hasta después de un rato no dije ni una palabra solo podía pensar en accidentes, robos, maletas perdidas, atentados…. todo lo malo que se te pudiera ocurrir encontrar en un viaje. Incluso pensé que ropa interior tendría que ponerme y que debería depilarme de forma exhaustiva por si acaso me detenían en el aeropuerto y me tocaba un cacheo de esos profundos (es que veo muchas películas).

Ansiedad, obsesiones, miedo trastorno bipolar

El caso es que desperté del shock cuando un familiar me dijo

—Bueno pues si no quieres ir dámelo a mí.

Y me sentí fatal por recibir un regalo tan bonito de una forma tan desagradable. Lo que pasa es que yo en el fondo sabía lo que podía ocurrir y no tenía que ver con accidentes o robos. Mis padres también lo sabían y mi hermano y mi cuñada y mi psiquiatra y mi médica de cabecera y mi psicóloga y también Roberto, pero él tenía confianza en que podría ser bueno para mí superar retos y vivir esa experiencia, contando con la medicación, las instrucciones profesionales y mucho amor.

Por una parte Rober no se equivocaba, ha sido un viaje precioso e inolvidable y me alegro mucho de que casi casi me obligara a hacerlo.

Por la otra parte por desgracia nadie se equivocaba, cuando me compró el billete de avión venía de regalo una entrada para la montaña rusa.

Por un momento creí que lo había conseguido, de verdad, creí que todo quedaría en una semana maravillosa.

8 respuestas a “Obsesiones bipolares:”Dios da bragas a quien no tiene culo”.

  1. Bueno, pero ni “accidentes, robos, maletas perdidas, atentados…”. Yo me quedaría con que te atreviste, a pesar de todo subiste al avión dos veces (supongo que también para volver 😅), y entre avión y avión disfrutaste.
    La ilustración me encanta, aunque represente sentimientos negativos.
    Te dejo esto por aquí, que me ha venido a la mente al poquísimo de empezar a leerte.

    ¡Un abrazo!

    Le gusta a 3 personas

      1. Me maté de la risa con tu dicho: Dios da bragas, a quien no tiene culo jajaja.
        Me imaginé a mi misma que tengo calzones, pero nada de culo en la vida real y física jajajaja.
        Coincido con Luna, valiente a pesar de todo lo que pudo causar ante la sorpresa, y que más que lo disfrutaste.
        Hace nada leí del amor que te manifiesta tu esposo, y esta es una muestra más de su amor al darte este tremendo regalo!!! Te ama y solo quiere abrazarte!!!

        Le gusta a 3 personas

  2. Hola mi querida amiga, me alegro que al final hicieras el viaje, te he de decir que a mi cada vez me gusta menos volar.
    Lo hago porque mi hijo vive fuera de españa y a veces voy a verle, pero al meterme en esos aviones que cada vez hacen los espacios entre asientos más reducidos, empiezo a sentir mi ataque de claustrofobia y me dan ganas de bajarme en pleno vuelo.
    Me has hecho reír en algún momento del relato.. eres total de verdad!!
    Me encanta todo lo que cuentas, te aprecio y yo también me siento cerca de ti.
    Un abrazo. 🌹💝😘🙋🏼‍♀️

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s