Día de la madre.

Quiero muchísimo muchísimo a mi madre a la que he felicitado con todo el amor este primer domingo de mayo, pero hay muchas maneras de dar la vida y ella comprendería perfectamente a quien quiero dedicar este pequeño espacio.

Screenshot_20190510-225224_Photos

La Burbuja y la guerrera caída.

Por lo que me costó despertar hubiera dicho que dormí días, aunque podían ser horas o minutos porque me di cuenta de que había perdido totalmente la noción del tiempo. Durante un buen rato lo único que podía mover eran los parpados y con bastante esfuerzo, mientras entre muchos dolores intentaba recordar que partes de mi cuerpo fueron destrozadas por Cotuna.

No fue una lucha justa, nunca lo es, en esa ocasión sus extremidades crecieron a una velocidad vertiginosa y consiguieron atravesar primero mis tobillos haciéndome caer, a partir de ahí tan solo pude rezar a la Reina del Espejo para que me rescatara lo más rápido posible de aquel desgarrador sufrimiento.

Cotuna es uno de los reyes más poderosos contra los que luchamos en el nuevo mundo. No le ves, no le oyes, no le sientes, piensas que tal vez ni si quiera exista, hasta que llega un día que vas tranquila por un camino lleno de sombras de unos preciosos castaños y el olor a fresco verde se vuelve cloaca. Una de las sombras comienza a desfigurarse cogiendo cada vez más volumen, formando grandes bultos pegajosos y pestilentes que no paran de crecer, a la vez que aparecen unos ramajes afilados atravesando su propia masa de carne putrefacta que van adquiriendo forma de garras con las que desmembrará sin piedad a todo el que encuentre. Si se te aparece te aconsejo echar a correr con todo tu ser y que te acompañe la suerte.

Yo soy Atán de Milcaras, gran guerrera del Reino de los Espejos.

Siempre que ese monstruo viene a por mí intento pelear ferozmente con todos los medios a mi alcance, aunque hay momentos en que bajo la guardia y me pilla desprevenida, es imposible vivir constantemente alerta.

Parecía una mañana tranquila llena de hermosos aromas y colores que me inspiraron a dar un paseo por el jardín de Flores pintadas, un precioso jardín de este lado del espejo, mi preferido. Donde puedes moverte entre delicadas flores de acuarela que nunca se secan, flotan y salpican formando más y más petalos y más y más colores. Distraída en ese bonito día ni siquiera se me ocurrió llevarme el escudo básico y así terminé, destrozada.

Creí que era más fuerte pero solo me quedó llorar como una niña pequeña e intentar buscar algo de paz en mis últimos momentos.

Cuando ya daba por hecho que aquel era mi final me di cuenta de que una especie de burbuja brillante se acercaba a mí. Era fascinante, mágica, como si fuera la bola de cristal de alguna bruja que hubiera escapado dando botes de forma traviesa.

La burbuja llegó a la altura de mis ojos y me dijo algo. No entendí como lo hizó porque no tenía cara, ni boca, ni emitía sonido alguno, pero me lo dijo, me susurró con una sanadora voz

-Levántate Atán, prometo acompañarte por este camino.

Me quedé impactada y le pregunté como podría moverme ni una milésima si tenía rotos huesos y rajados músculos y tendones, si mi vida se estaba apagando.

La burbuja me rozó ligeramente la mejilla con su brillo y me respondió

-Si se apaga tu vida yo la iluminaré.

Inmediatamente después de sus palabras mi cuerpo renació y me sentí con más ganas de luchar que nunca y aunque realmente sabía que mi salvadora cumpliría su promesa de no abandonarme quisé saber más de ella y le pregunté de dónde había salido, a lo que contestó breve y con orgullo,

“De ti”.

A mi hija.

A la que di la vida una vez y la que salva la mía todos los días.

Maternidad, ser madre con trastorno bipolar

14 respuestas a “Día de la madre.

    1. Muchas gracias Pía. Aunque escribo bajo el anonimato expongo muchísimo mis sentimientos y mi vida, tanto que sirve para desahogarme y a la vez tener miedo al rechazo, así que me hace mucha ilusión tu comentario. Aquí estaré para lo que quieras.

      Me gusta

  1. Cada vez me engancho más a tu lectura querida amiga, eres realmente buena escribiendo.
    Cuando comencé este relato y con el título, no pensé para nada que iba a ser lo que es.
    Y al final ver que se lo dedicas a tu hija ya el broche de oro.
    La imagen con la que acompañas es otra delicadeza que has sabido elegir muy bien.
    Aunque sea agosto… feliz día de la madre.
    Un abrazo⚘

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias, viniendo de ti me siento muy alagada. Aunque sea agosto, septiembre o enero siempre habría que felicitar a las madres, así que felicidades a todas.
      El dibujo fue algo muy rápido pero hecho con mucho amor, me alegra que te guste.
      Gracias de nuevo y un abrazo amiga.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s