El Silencio.

Llevaba mucho tiempo sin beber agua, empezaba a tener bastante sed pero todavía no era lo suficiente como para hacer el esfuerzo sobre humano que me suponía coger el vaso lleno de agua. Lo tenía muy cerca, mi pareja me lo había dejado en la mesita de mi lado de la cama, solo necesitaba alargar el brazo e incorporarme un poco, pero no lo hacía. Mi brazo pesaba muchísimo, no me veía con fuerzas para levantarlo.

En general no me veía capaz de mover ningún músculo de mi cuerpo. Movía las pestañas para parpadear tan despacio que cuando las bajaba me quedaba dormida, cuando conseguía volver a subirlas me quedaba fija mirando el techo, una gran superficie vacía, igual de vacía que yo en aquellos momentos.

Llevaba mal un tiempo bajando en picado. Tirada en la cama como muerta casi tres días. El día antes estuve en urgencias, me dolía la cabeza y el cuerpo de una forma horrorosa, como cuando tienes una gripe de las fuertes. Iba deshecha. El problema era que todavía no me habían diagnosticado el trastorno, así que me mandaron antiinflamatorios y reposo en casa porque no me veían nada más.

metaphor-1209691_1280

Es muy difícil explicar como es no sentir nada.

No quiero decir que no tuviera ganas de ponerme a pintar, que no las tenía para nada, sino que además pensaba en la pintura y no sabría decir si me gustaba o no, cuando normalmente es una de mis pasiones.

No encontraba la inquietud del hambre ni aún pensando en mis comidas favoritas y eso que llevaba dos o tres días prácticamente sin comer.

Ni música, ni películas preferidas.

Ni lugares especiales……

Intentaba concentrarme en encontrar algo que me animara a mover el cuerpo, sobre todo por mi pareja que venía preocupado a cuidarme pensando que lo que tenía era una gripe o algo físico. Aunque él también sabía que llevaba una temporada de mucha tristeza y empezaba, como otras veces, a no tener ganas de ducharme, ni de cocinar, ni de salir, ni de hablar con nadie, ni de tener sexo, ni de otras muchas cosas.

—Algo te tiene que pasar—me decía—. Estás enferma, tienen que mirar de dónde te viene pero no puedes seguir así.

Lo que no le decía es que todo me daba igual.

No podía contarle que ya no encontraba el sentimiento de amor hacía él, lo intentaba, lo intentaba de verdad, pero le veía y no sentía nada. Como iba él a entenderme, ni siquiera yo entendía que un rato le quisiera con locura y otro rato no le quisiera en absoluto.

Ya nada me removía por dentro

Ni el amor a mis padres

ni el amor a mi familia

ni el amor a mis amigos

ni el amor a mi pareja.

Sabía que los quería mucho porque siempre había sido así, pero no encontraba ese sentimiento de amor. Visualizaba a mis seres queridos y me daban exactamente igual (algo que recordaré siempre con mucha culpabilidad).

Ya no había amor, ni tampoco tristeza, ni odio, ni alegría, solamente un techo blanco enorme al que mirar cuando habría los ojos y un negro inmenso cuando los cerraba.

Todo iba muy despacio, mi cuerpo, mi mente, mi respiración. Parecía que estaba desapareciendo poco a poco y realmente quería desaparecer. Para que estar allí tirada si ya no era nada, si me había convertido en una muñeca inerte adornando la habitación , una muñeca de las de porcelana, fría, pálida y hueca por dentro.

Pensaba que sería tan sencillo desaparecer en aquel silencio…..

Con suerte me volvía a dormir.

3 respuestas a “El Silencio.

  1. Qué duro tiene que ser, más aún si todavía no sabías la causa.
    Podrías compartir también tus pinturas 😊 Yo hace poco he empezado (o vuelto) a dibujar y bueno, digamos que tengo más ilusión que arte 😅
    Un abrazo

    Me gusta

    1. Me encantará ver tus dibujos, si pintas igual que escribes seguro que son increíbles.
      A mí me da un poco de miedo enseñar mis dibujos y pinturas, las que no he roto o dejado sin terminar las conoce mucha gente, pero igual podría poner las que guardé para mí o dibujar solo para ponerlo en el blog. Ahora que lo pienso me está haciendo ilusión 🤗

      Le gusta a 1 persona

      1. Huy, muchas gracias, pero no pinto nada bien. Digamos que siempre se me ha dado mejor el dibujo técnico que el artístico. Me dio el ramalazo y aquí estoy, aprendiendo 🙂 Hace poco abrí un nuevo blog para mis pintarrajos: https://garabatosdelunapaniagua.wordpress.com/
        Si vas a pasar te advierto que puede dar vergüenza ajena, ja, ja.
        Eso sí, si puedo yo, tú también, que seguro que lo haces muchísimo mejor.
        También podrías hacer ilustraciones para tus entradas, a mí me gustaría hacerlo con las mías si voy mejorando, en lugar de fotos mis dibujos.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s